PEDAGOGÍA

¡El pensar, el sentir y el actuar!

La Pedagogía Waldorf toma como base que el ser humano cuenta con tres capacidades básicas:

¡El pensar, el sentir y el actuar!

El ser humano a lo largo de su vida usa estas capacidades para desarrollarse, en la medida que estas trabajen juntas, estará en equilibrio y podrá actuar con conciencia y empatía.

Rudolf Steiner dedicó su vida al estudio del ser humano, y desarrolló la currícula de la pedagogía partiendo de la compresión del desarrollo evolutivo del ser humano, en donde identifica cambios significativos cada 7 años.

La Pedagogía Waldorf busca educar la globalidad del niño, equilibrando sus capacidades y su voluntad, respetando su etapas evolutivas.

PRIMER SEPTENIO

“El mundo es bueno”

De los 0 a los 7 años.

Al igual que la semilla cuando brota, el niño requiere protección, cuidados amorosos y un acompañamiento paciente para florecer. El niño vive en IMITACIÓN. LA FANTASÍA que caracteriza al niño se transforma más adelante en pensamiento lógico y creativo.

SEGUNDO SEPTENIO

“El mundo es bello”

De los 7 a los 14 años.

En esta etapa, el niño se va transformando en un joven, a la vez que maduran sus sentimientos. El RITMO y la BELLEZA envuelven esta etapa. Es a través de la IMAGINACIÓN que los niños van comprendiendo los conceptos académicos.

TERCER SEPTENIO

“El mundo es verdadero”

De los 14 a los 21 años.

Es la etapa en la que se forma el JUICIO. El joven necesita comprobar lo que aprende. El maestro se convierte en un guía especialista que lo acompaña a través de un diálogo verdadero.

error: Colegio Inlakesh